¿Se puede decidir dejar de sufrir?

Es cierto que las personas sufrimos, lo pasamos muy mal, nos duele…

Cada persona, según su propio esquema de valores ante la vida, las relaciones y el mundo, decide cómo comportarse y cómo actuar; Así como, también decidimos cómo pensar, y por supuesto, esto puede influir en nuestros sentimientos. A veces, de forma totalmente inconsciente, nos metemos en un círculo vicioso, del que no sabemos salir, y donde cada vez, encontramos más sufrimiento e infelicidad.

Cuando las cosas no suceden como una persona espera, puede sufrir por ello. Al sufrir, puede bloquearse, paralizarse y lamentarse de lo mal que le va todo.

Es así, como se sentirá victima de todo lo que me ocurre. Sentirse así, la convence de que no puede hacer nada, de que está todo perdido, de que nada merece la pena….
Y es ésta actitud quien alimenta el sufrimiento, lo impotencia. Así puede seguir de manera indefinida, girando en torno a él. Cada vez de forma más profunda y con más angustia.

Puede ser cierto que las cosas no vayan bien, pero también es cierto que pueden cambiar.

Aunque, si seguimos haciendo lo mismo de siempre, es probable que siga ocurriendo lo mismo de siempre.

Para dejar de sufrir, tengo que romper el circulo vicioso donde estoy y el cual mantiene el sufrimiento…
Para dejar de sufrir, tengo que romper con pensamiento y actitudes, derrotistas, desesperanzadoras, y negativas, que me están impidiendo moverme, avanzar, y buscar soluciones…
Para dejar de sufrir, tengo yo la llave, cambiando todo aquello que no funciona, buscando soluciones diferentes y más creativas…
Para dejar de sufrir, tengo que proponérmelo, tengo que quererlo y tengo que poner de mi parte…
Para dejar de sufrir, tengo que Aceptar la realidad que me ha tocado vivir, siendo parte activa en ella, proponiendo soluciones, buscando nuevas salidas…
Para dejar de sufrir, tengo que salir de mi “zona de confort”, que es lo conocido, lo de siempre, lo cómodo,  porque ésta  me está haciendo sufrir…
Para dejar de sufrir, tengo que cambiar yo y después cambiará lo que me sucede…
Para dejar de sufrir, tengo que explorar, arriesgar en cosas nuevas, proyectar nuevas ideas, descubrir un mundo diferente…
Para dejar de sufrir, tengo que superar la pereza, ponerme a andar aunque no tenga fuerzas, ponerme de pie, salir a la calle, esforzarme y sacar fuerzas de dónde “parece” que no las hay…


Todas las personas que dejaron de sufrir, saben a lo que me refiero, todas ellas, decidieron un día emprender un nuevo rumbo, y descubrieron, que cuando dejaron de sufrir, empezaron a vivir. Atrévete a dejar de sufrir.

 

 
Por : Dolores Rizo, Nov 10 2013
Dolores Rizo, Psicóloga

Dolores Rizo, Psicóloga

Psicóloga para el crecimiento personal, la salud y el Bienestar. TERAPIA ON LINE.

Nuestra selección de artículos para ti

Si usted lo desea puede hacer un comentario sobre este artículo  Iniciar Sesión or Regístrate

Sé nuestro amigo en y

Los mejores artículos del mes

Los mejores artículos del año